El FMLN y la unidad indispensable

El FMLN y la unidad indispensable

El Fmln se constituyó hace 39 años partiendo de la unidad cinco fuerzas políticas militares (FPL, RN, PC, ERP y PRTC) que coincidían en el derrocamiento de la dictadura militar que gobernaba en El Salvador desde el año 1932 con el general de Maximiliano Martínez que ahogó en sangre la insurrección de obreros campesino e indígenas que fue encabezaba Farabundo Martí.

Precisamente las distintas organizaciones que integraron el FMLN tomaron el nombre de Farabundo Martí para conforma una de las organizaciones unificadas que llegaría a poner en jaque las estructura de poder político-económico y militar en El Salvador.

Con los acuerdos de paz en el año 1992 el FMLN se convierte en partido político después de ser un fuerza guerrillera más importante del continente pasaba a ser un fuerza legal que entraría a disputar el poder político a nivel de alcaldías, diputados y la propia presidencia de la república.

El aspecto de la unidad siempre ha sido un factor determinantes en la vida del FMLN por ser conformado por distintas organizaciones revolucionarias desde su inicio las contradicciones era factores que generaban obstáculos en el camino de la concertación de un plan unificado para enfrentar al enemigo en común que era claro en su momento era la dictadura, la oligarquía y el imperialismo yanqui cada una de ellas tenían matices  sin embargo en eso aspecto se llegó a coincidir.

El ejemplo de la revolución sandinista en Nicaragua fue un antecedente importante  para avanzar en ello y es que la experiencia en américa latina era que la dispersión de la fuerzas revolucionaria era un factor determinante para avanzar en los procesos de liberación el poder del enemigo  hacía más fácil derrotar a las fuerzas revolucionarais que estaban dispersas.

La ofensiva de enero 1981, y posterior ofensiva de noviembre de 1989 las así como las distintas campañas militares que se dieron durante la guerra demostraron la importancia de la unidad revolucionaria al punto de sentarse a negociar al enemigo para buscar una salida.

En periodo de lucha armada se dieron tres momentos de crisis de las fuerzas de izquierda revolucionaria el primero fue cuando Salvador Cayetano Carpio deja al Partido Comunista en el cual fue secretario general hasta que renuncia debidos a contradicciones por las estrategias  para la toma del poder en particular la implementación de la lucha armada y permitiría la creación del FPL.

Posteriormente las contradicciones en el seno del ERP que daría con el asesinato de Roque Dalton y otros dirigentes de esa organización que fueron enjuiciados y posteriormente ejecutados y que llegará a la creación de la Resistencia Nacional y posteriormente otro grupo se separa para crear el PRTC.

Otro momento de crisis constituyó los sucesos de abril con el asesinato de la comandante Ana Maria, la profesora Mélida Anaya Monte y después el suicidios de Salvador Cayetano Carpio que generó una fraccionamiento de un grupo de seguidores de Marcial separándose de las FPL.

Las contradicciones en el seno del FMLN siempre han existidos y es precisamente el logro de los acuerdo y coincidencia que le da mayor fuerza a este organización durante la guerra.

El enemigo ya sea la dictadura militar, la oligarquía y el propio imperialismo han buscado siempre incentivar la división para hacia debilitarla pero el factor de la unidad siempre prevaleció y se superaron diferencias.

Al terminar la guerra el FMLN no era una organización monolítica sino era y una estructura donde existían  cinco partidos que de una u otra forma se identificaban como marxista sin embargo siempre prevalecía interpretaciones propias de esa visión política ideológica que posteriormente con la llegada a los acuerdos de paz se irían profundizando.

Al convertirse en un partido políticos la disolución de los partidos era uno de los  acuerdos que se haría pero no dejaría de existir tendencia que se manejaban de acuerdo a sus orígenes.

Con la caída de muro de Berlín y la disolución de la URSS generó un cisma a nivel mundial a lo que no fue  extraño para El Salvador en Nicaragua el FSLN experimentó una división significativa después que se perdieron las elecciones y los sandinista dejaban el poder después de casi 10 años de revolución.

En el Salvador la primera división se dio con la salida de un grupo encabezado por Joaquín Villalobos y varios dirigente y  militante que venían del ERP, RN y PRTC que decidieron crea un partido llamado Partido Demócrata que tuvo una muy corta vida y que apena lograrían conseguir un diputado en las siguientes elecciones.

Posteriormente se daría la salida de un grupo de militantes que seguían a Dagoberto Gutiérrez con la llamada TR o Tendencia Revolucionaria que venía del Partido Comunista que tan poco tendría mayor desarrollo.

La siguiente crisis se daría con el seguimiento de dos tendencia predominantes uno denominados los ortodoxos bajo la dirección de Salvador Sánchez Cerén y Schafik Handal y la otra que se denominaría los renovadores de encabezado por Facundo Guardado.

Por un periodo los Renovadores con una posición social demócrata de centro  llegaría a controlar el partido pero posteriormente los ortodoxos que reivindicaba la posición revolucionaria y marxista recuperarán la conducción de partido al final Guardado sería expulsado de partido con varios seguidores y crearía un partido denominado Renovador pero que tan poco  tendría mayor vida política.

Posteriormente hubo un grupo denominado FDR que seguía a los renovadores que se salieron del FMLN he intentaron conformarse con fuerza política pero tampoco lograron consolidarse. Muchos que en un momento se salieron del FMLN para formar otras fuerzas políticas se reincorporaron al partido.

Después de la crisis con los renovadores el FMLN se debilito mucho pero se logró recupera bajo la dirección de Schafik Handal y Salvador Sánchez Ceren lo permitió con la candidatura de Handal avanzar en político y electoralmente.

Con el fallecimiento de Schafik Handal la unidad del partido se mantenía bajo la dirección colectiva eso permitió llegar al acuerdo para el lanzamiento   candidatura de Mauricio Funes que permitiría por primera vez que el FMLN llegara al gobierno. Esa misma condición permitió que 5 años después el FMLN ganara las elecciones con Salvador Sánchez Cerén.

Los años de gobiernos del FMLN mantuvieron cierto nivel de unidad y coincidencia pero con la expulsión de Nayib Bukele del partido de izquierda generó niveles de contradicciones ya que sectores que apoyaban al hoy presidente de la república manifestaron descontentos.

El desgaste acompañado de la más implacable campaña mediática género cansancio y desilusión en la población creando las condiciones para que ganara las elecciones un candidato con un discurso de derecha y anti-partido.

La derrota electoral de febrero de 2019 nuevamente generó una crisis en el interior del FMLN activando a los distintos grupos o tendencias que han persistido en su interior es lógico que después de una descalabro colocando al partido de izquierda como tercera opción política por debajo de dos partido de derecha.

La existencia de un gobierno de derecha bajo la tutela del gobierno de EEUU no deslumbra nada bueno para El Salvador y su población pese a que el gobierno no se manifiesta abiertamente neoliberal sin embargo sus acciones indican que buscara ese camino ya que una de sus principales consignas es el de eficiente como la empresa privada.

Los recientes acontecimiento corridos en Ecuador, Chile y Haití prenden las alarmas en particular porque el gobierno salvadoreños afirmado  un pacto con EEUU para evitar la migración desde ese país Centroamericano hacia el país del norte. Y es que la migración ha sido una válvula de escape una situación de explosión social a pesar que durante los gobierno de Arena se aplicaron medidas dictadas por FMI.

En la actualidad el único partido de oposición en El Salvador es el FMLN ya que el resto de los partidos de derecha han hecho un pacto tácito que incluye al propio partido Arena todo esto orquestado por la embajada de EEUU. A implementación de medidas neoliberales o “medicina amarga” como le llama el propio presidente Bukele cuando hizo toma de posesión de cargo el pasado 1 de junio.

No es casual que el gobierno busque atacar al FMLN inventando mentiras ante la población uno de los principales objetivo del eje de la derecha en el gobierno es destruir al partido de izquierda. Por ello es indispensable la unidad y la cohesión del frente como única fuerza política acompañada con las fuerzas sociales del pueblo para dar las nuevas batallas contra acciones neoliberales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.