Bolivia enfrenta el golpe de estado fascista

Bolivia enfrenta el golpe de estado fascista

La historia de Bolivia es la de un pueblo que ha enfrentado la opresión colonial que enfrentó a los conquistadores españoles que al igual que ocurrió a en el resto del Abya Yala como era conocido por sus habitantes  en nuestro continente.

Las resistencia y insurrecciones contra los invasores europeos obligaron a que esto utilizaran la espada y la cruz como método para doblegar la hidalguía de los pueblos que fueron diezmados significativamente al punto de acabar literalmente con los poblaciones enteras por lo que los invasores se vieron obligados a traer esclavos desde el continente africano .

El alto Perú como se conocía antes de independencia Bolivia en época de la colonia era muy rica en yacimientos de oro y plata las arcas de la corona española fue aumentado significativamente a expensa del sufrimiento de los pueblos indígenas que morían en las minas para garantizar la opulencia y el derroche de la buena vida de los opresores.

La insurrecciones indígenas en el Perú con Túpac Amaru y el Alto Perú Con Tupac Katari y Bartolina Sisa pusieron en peligro los intereses coloniales inclusos la casta criolla estaban conformes con ser parte de la colonia por eso el esfuerzo de Simón Bolivia y San Martín concentraron la mayor fuerzas de libertadores para derrotar a último bastión del continente americano de los españoles.

Desde la colonia la lucha del pueblo boliviano contra el poder establecido lo que llevó a enfrentarlo en 1952 una insurrección derroto al régimen llegado a derrotar al ejército pero la clase política traiciono las aspiraciones populares nuevamente la oligarquía  retomó el poder.

La restitución del ejército como instrumento para oprimir al pueblo produjo  la sucesión de décadas de dictadura lo que llevó al comandante Ernesto “Che” Guevara plantearse la epopeya por  liberación de Bolivia ofreciendo su vida en redención de los oprimidos.

El movimiento indígena y campesino enfrentó las políticas neoliberales uno de sus principales dirigentes era Evo Morales quien era dirigente campesino quienes derrotaron a los gobiernos que obedecían a las directrices del Fondo Monetario Internacional y al gobierno de EEUU.

La lucha contra la privatización del agua  en Cochabamba y el enfrentamiento al gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada fueron significativa victoria para el pueblo boliviano.

En los procesos de cambios iniciados con la llegada  a la presidencia del comandante Chávez en Venezuela iluminó el  camino permitiendo crear una alternativa de un cambio real en Bolivia se vislumbra con la candidatura de Evo Morales que después participar en elecciones que le robaron el triunfo  y que permitieron la triunfo de la derecha;  no fue hasta el año 2005 cuando el triunfo del MAS-IPSP permitiría que el dirigente campesino indígena llegara al gobierno.

Impulsando un proceso constituyente iniciaría la refundación de Bolivia a favor  de las inmensas mayoría del pueblo exigía permitiendo reconocer las culturas de los pueblos originarios que por más de 500 años habían sido censurado por la opresión colonial.

Con la llegada al gobierno de Evo Morales se inició un proceso de transformación social, económico, político y cultural. La nacionalización de la explotación de hidrocarburos en particular de la industria gasífera permitió que esto recurso fueran administrado por el estado lo que haría que las ganancia no fuera a parar a las grandes compañías transnacionales sino para mejorar así condiciones de la población.

Estas medidas de inmediato tendría la reacciones de los sectores oligárquico bolivianos que no se permitirían que un gobierno dirigido por un indígena les determinará la política de la nación por ello impulsaron una proceso de separatista en el años 2009 que fueron derrotados.

Después de más de 14 años de gobierno que permitiría que la mayoría de población se beneficiara con su programas sacando de la pobreza a más de 6 millones de personas, la implantación de políticas sociales en el área de educación, salud y empleo se reflejaba en un proceso de bonanza económica que no benefició solo a unas élites si no a gran parte de la población en particular los sectores indígenas.

Pero al igual que ha ocurrido en otros países del continente tanto los sector de la derecha como del imperialismo norteamericano no se conformaría de que este proceso de cambio en Bolivia continuará.

En las recientes elecciones que se realizaron e octubre pasado Evo Morales fue a elecciones y nuevamente resultó electo presidente sin embargo al igual que ha ocurrido en Venezuela y Nicaragua la oposición fascista decidió desconocer el triunfo popular y llamó a acciones de violencia.

En un primer momento reclamaban que se realizará una segunda vuelta a pesar de que Evo Morales superó al candidato de la derecha y del imperialismo el expresidente Carlos Mesa por más de 10 puntos. Incluso organismo como la OEA que en un inicio respaldaron el proceso electoral decidieron poner  en duda las elecciones.

Los llamado comités cívico que son controlados por la derecha decidieron salir a quemar centros electorales para que los soporte de los votos no fueran contabilizados también atacaron a las sedes de la del partido del MAS así como las casa de sus dirigentes y funcionarios de gobierno.

En una operación muy bien orquestada como ocurrió  en Venezuela y Nicaragua y con la clara articulación  del gobierno EEUU como suele ocurrir es estos casos así como el acompañamiento mediático de los grandes medios de comunicación.

Frente a las acciones de violencia el presidente Morales pidió que se realizará una auditoría por parte de la OEA pero la oposición decidió no aceptarla sino que su exigencia realizar nuevas elecciones a lo que el mandatario aceptó pero eso ya no fue suficiente ya que la nueva exigencia era la renuncia del presidente.

Las fuerzas sociales que acompañaban al gobierno de Evo Morales reaccionaron y la situación de una confrontación violenta se deslumbraba lo que propia podría generar un baño de sangre por lo que el presidente decidió renunciar para evitar un escenario de muerte.

La derecha contó con el apoyo de la policía y el ejército que le pidieron la renuncia a Evo Morales e incluso cuando la derecha nombró su presidente la auto-nombrada senadora Jeanine Áñez representante de los sectores racista y fascista de la oposición,  los militares le colocaron la banda presidencia.

En la actualidad el gobierno golpista y fascista que se instauró en Bolivia realiza acciones de represión contra los movimientos sociales quienes defienden el regreso a del presidente Evo Morales al gobierno, pidiendo la renuncia del gobierno de facto. El pueblo boliviano está firme en su determinación de defender y continuar en el proceso de transformación social de la revolución.

En medio de la lucha las fuerzas en pugna tanto la derecha como el MAS y  los movimiento sociales han llegado a un acuerdo de realizar nuevas elecciones presidenciales el próximo año que pueden determinar si el proceso de cambio continuará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .