Lula reconoce que Chávez tenía razón y dice que creará el Banco del Sur y un Consejo de Defensa Sudamericano

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es lula_banco_sur_02.jpg_1160346270.jpg

Lula reconoce que Chávez tenía razón y dice que creará el Banco del Sur y un Consejo de Defensa Sudamericano

Tulio Ribeiro

Cuando revisamos la historia, podemos ver que los proyectos podrían haber sido apalancados en momentos favorables y, por voluntad política, no se implementaron en la práctica. El tema de la amenaza de soberanía y bloqueos financieros a las naciones latinoamericanas tiene mucho que ver con la demora en estructurar una UNASUR con sesgo de seguridad para sus naciones en el campo militar y la instalación del Banco del Sur por la falta de soporte financiero. Ideas compartidas por los grandes líderes de izquierda en la región, como Fidel Castro, Rafael Correa, Néstor Kirchner, Evo Morales y Daniel Ortega. Pero principalmente el protagonismo de Hugo Chávez. Esto se hizo de manera formal, Banco Alba, Banco do Sul y UNASUR, según consta en las notas oficiales así registradas.

Lula reconoce que Chávez tenía razón y dice que creará el Banco del Sur y un Consejo de Defensa Sudamericano

«El 26 de enero de 2008 tiene una connotación especial para los países miembros del proyecto de integración conocido como Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA): ese día se fundó una institución financiera de nuevo tipo destinada a beneficiar a los países en desarrollo, o sea, se firmó el Acta Fundacional del Banco del ALBA. Poco antes, el domingo 9 de diciembre de 2007, se había suscrito el Acta Fundacional del Banco del Sur, en Buenos Aires, Argentina».

«Tanto la creación del Banco del ALBA como la del Banco del Sur, constituyen pasos importantes para el desarrollo económico y social de los países de la región y más que eso, son instrumentos de financiamientos de los países miembros del ALBA para eliminar las dependencias generadas por el endeudamiento externo y abolir las condiciones impuestas por los organismos internacionales».

«La Unión de Naciones Suramericanas, UNASUR, es una organización internacional creada en 2008 como impulso a la integración regional en materia de energía, educación, salud, ambiente, infraestructura, seguridad y democracia. Sus esfuerzos están encaminados a profundizar la unión entre las naciones suramericanas, bajo el reconocimiento de sus objetivos regionales, fortalezas sociales y recursos energéticos. La República Argentina, el Estado Plurinacional de Bolivia, la República Federativa del Brasil, la República de Colombia, la República de Chile, la República del Ecuador, la República Cooperativa de Guyana, la República del Paraguay, la República del Perú, la República de Suriname, la República Oriental del Uruguay y la República Bolivariana de Venezuela son sus doce Estados miembros. Por la diversidad de países miembros.. Todas las acciones de la UNASUR se dirigen a la construcción de una identidad regional, apoyada en una historia compartida y bajo los principios del multilateralismo, vigencia del derecho en las relaciones internacionales y el absoluto respeto de los derechos humanos y los procesos democráticos. “La Unión de Naciones Suramericanas tiene como objetivo construir, de manera participativa y consensuada, un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico y político entre sus pueblos, otorgando prioridad al diálogo político, las políticas sociales, la educación, la energía, la infraestructura, el financiamiento y el medio ambiente, entre otros, con miras a eliminar la desigualdad socioeconómica, lograr la inclusión social y la participación ciudadana, fortalecer la democracia y reducir las asimetrías en el marco del fortalecimiento de la soberanía e independencia de los Estados” Tratado Constitutivo. Brasilia, 23 de mayo de 2008».

Pero después de la implementación de un proyecto, uno debe avanzar hacia su desarrollo y ejecución en la práctica. Esta fue una adversidad que no se ha superado y se ha desarrollado hasta el día de hoy. En el campo de Instituciones financieras, Brasil, entonces la sexta economía del mundo (hoy con 370 mil millones de reservas en dólares y Argentina, la segunda economía más grande del continente), tendría un aporte mayor que el de brindar condiciones reales y operativas para financiación eficaz para impulsar el crecimiento y la integración económica. A pesar de un gobierno progresista, Brasil no apoyó efectivamente el principal objetivo de la liberación financiera sudamericana, especialmente el elaborado en su discurso por el venezolano Hugo Chávez. Sin una gran cantidad de capital pagado, en la práctica no fue posible una acción efectiva con una función original.

En cuanto a la cuestión de la soberanía, UNASUR, a pesar de su importancia en la prevención de un golpe de Estado en Bolivia en 2008, está endeudada por la falta de responsabilidad estratégica para evolucionar hacia una unión de fuerzas de estabilización militar, al estándar similar OTAN, frente a crisis infiltradas desde Europa. o EE. UU. Esto permitió una secuencia de operaciones bélicas híbridas, ya sea en Honduras (2009), Paraguay (2012), Brasil (2016) y nuevamente Bolivia en 2019. Una vez más Brasil, como la nación más grande, y con un fuerte parque militar regional se abstuvo de hacer posible, con liderazgo en este sentido crear protección con otros vecinos, para servir y mantener la democracia entre sus miembros. La idea era crear un «Consejo de Defensa Latinoamericano» con apoyo militar y de inteligencia.

Pero como la historia no termina, el expresidente brasileño y líder continental en ese período, ahora comprendió las pérdidas de no tener el protagonismo necesario en ese proceso que comenzaba. Utilizando el ‘indeterminado’ en los nombres, en la práctica admitió su pesar por no seguir las sugerencias de Hugo Chávez y Fidel Castro para una verdadera integración, tanto económica como en defensa del continente y del pueblo latinoamericano frente a amenazas externas.

El hecho ocurrió cuando el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva reconoció, en una entrevista con Télam, la agencia pública de noticias de Argentina, que la primera ola de gobiernos progresistas en América del Sur fracasó en no implementar el Consejo de Defensa Sudamericano, no en crear el Banco del Sur, con miras a la integración entre los países de la región.

“Sé los errores que cometimos. Sé lo ingenuos que fuimos cuando probamos la alianza. Había una gran desconfianza y había que romperla. No necesitamos depender de Estados Unidos, la Unión Europea o China ”, dijo Lula, sin recordar las advertencias de Chávez y Fidel de que sufren la mano dura de las sanciones cuando no se hace lo que exige el norte.

“Estoy convencido de que debemos crear el Banco del Sur, el Consejo de Defensa Sudamericano, crear nuevas instituciones y otros mecanismos que no dependan del Gobierno, porque es necesario, a nivel internacional, separar el rol del Estado del Gobierno. Pretendemos fortalecer fuertemente las relaciones multilaterales que nos colocarán en una posición de independencia del mundo. Por ejemplo, el Banco do Sul. Podríamos haber creado esto y, lamentablemente, no lo hicimos ”, señaló Lula en la entrevista.

Y agregó: «Sinceramente, si vuelvo a ser presidente de Brasil, volveré con mucha más ilusión, con mucha más experiencia, y me dedico cada día para que si eso pasa, realmente cambiemos nuestros países. No podemos seguir siendo». Ya no podemos seguir siendo los más analfabetos, los más hambrientos. Eso no es posible. Depende de nosotros. Y yo pretendo, junto con otros compañeros, hacer nuestra parte ”. La exageración del republicanismo de la izquierda brasileña y su ingenio le costó el injusto encarcelamiento de su máximo líder por 580 días, y un fuerte debilitamiento del parque industrial, las ventas de refinerías, principalmente la transferencia de reservas de petróleo y empresas estratégicas del Estado al capital extranjero.

Este hecho de la historia actual nos devuelve a la pasividad de los pueblos originarios al creer en los colonizadores. En nuestro tiempo, el neocolonialismo hace lo propio en un modelo actualizado, apoyándose lamentablemente en la ingenuidad recurrente que cuesta la vida y la supervivencia digna de nuestros pueblos. Este paradigma debe tener un fin para detener la explotación y finalmente generar una liberación real, diferente a la del siglo XIX, al fin y al cabo, la responsabilidad de evitar las continuas ambiciones externas recae en la determinación de nuestros gobernantes con el apoyo de la población.

https://www.telesurtv.net/bloggers/Lula-reconoce-que-Chavez-tenia-razon-y-dice-que-creara-el-Banco-del-Sur-y-un-Consejo-de-Defensa-Sudamericano-20211215-0001.html

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.